In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

  • Haz tu consulta
  • Regístrate
  • Altavoz
  • Diccionarios
  • Línea902
  • consultores
Catálogo de servicios Desde los iconos, podemos acceder a un amplio catálogo de servicios, que pone a nuestra disposición la Fundación Innoves.

Inicio de sesión

PRESTACIONES ACCESORIAS SEGÚN LA LEY GENERAL TRIBUTARIA

Enviar a un amigoEnviar a un amigo

**          Según la Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de
Diciembre) como prestaciones accesorias (es decir, prestaciones pecuniarias
impuestas en relación con la obligación tributaria principal) encontramos
los intereses de demora, los recargos por declaración extemporánea sin
requerimiento previo y los recargos del período ejecutivo. *INTERESES DE
DEMORA*
          Según la Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Diciembre) como prestaciones accesorias (es decir, prestaciones pecuniarias impuestas en relación con la obligación tributaria principal) encontramos los intereses de demora, los recargos por declaración extemporánea sin requerimiento previo y los recargos del período ejecutivo. INTERESES DE DEMORA          Los intereses de demora, son exigibles en los siguientes casos:·        Realización de un pago fuera de plazo.·        Por la presentación de una autoliquidación o declaración de la que resulte una cantidad a ingresar una vez finalizado el plazo establecido al efecto.·        Por el cobro de una devolución improcedente.·        Cuando finalice el período de pago voluntario de una deuda liquidada por la Administración o el importe de una sanción y éstas no se hubieran efectuado.·        Etc…          Los intereses de demora se caracterizan entre otras cosas porque no requieren la previa notificación de la Administración ni la existencia de un retraso culpable en el obligado.          El interés de demora se calcula sobre el importe no ingresado en fecha o sobre la cuantía de la devolución cobrada improcedentemente, y resulta exigible durante el tiempo que se extienda este retraso. La excepción a esta regla se produce cuando la Administración incumpla, por causa imputable a la misma, algunos de los plazos fijados en la LGT, ejemplos de esto es incumplimientos de plazo para la notificación de las solicitudes de compensación…          El interés de demora es el interés legal del dinero vigente en el momento de su exigencia incrementado en un 25%, salvo que se establezca otro diferente, la excepción en este caso la tenemos en los supuestos de aplazamiento, fraccionamiento o suspensión de deudas garantizadas donde el interés exigible será sólo el interés legal.  RECARGOS POR DECLARACIÓN EXTEMPORÁNEA SIN REQUERIMIENTO PREVIO.          Como su nombre indica son los exigibles como consecuencia de la presentación de autoliquidaciones o declaraciones fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración Tributaria, es decir, la ausencia de cualquier actuación realizada por ésta con conocimiento formal del deudor.          El recargo será variable en función del momento en que se efectúa la presentación de la autoliquidación o declaración: ·        Dentro de los 3 meses siguientes al término del plazo……..5%·        Entre los 3 y 6 meses ………………………………………………….10%·        Entre los 6 y 12 meses………………………………………………… 15%          Dicho importe se calcula sobre el importe a ingresar y de él se excluirán las sanciones y los intereses de demora.          Ahora bien, si la presentación se produce transcurridos 12 meses desde que finalizó el plazo para ello, el recargo será entonces del 20% (sanciones excluidas). En este caso los intereses de demora que se exigirán comprenden desde el día siguiente al término de los 12 meses posteriores a la finalización del plazo hasta el pago de la deuda.          En el caso de liquidaciones derivadas de declaraciones presentadas fuera de plazo sin requerimiento previo no se exigirán intereses de demora por el período que transcurre desde que se presentó la declaración hasta la finalización del plazo de pago en período voluntario correspondiente a la liquidación, eso si, sin perjuicio de los recargos e intereses correspondientes a la presentación extemporánea.          Como novedad tras la reciente modificación de la LGT se ha añadido la siguiente circunstancia que no es otra que el ahorro del 25% de estos recargos siempre que se realice el ingreso total del importe restante del recargo en los plazos que establece la LGT en su artículo 62.2, plazo que se abre con la notificación de la liquidación de dicho recargo y siempre que se realice el ingreso total del importe de la deuda resultante de la autoliquidación extemporánea o de la liquidación o siempre que se realice el ingreso en las mismas condiciones anteriores para el caso de acuerdo de aplazamiento o fraccionamiento de dicha deuda presentada con anterioridad a los plazos establecidos al efecto. RECARGOS DEL PERÍODO EJECUTIVO          Son de tres tipos:·        Recargo ejecutivo. Es del 5% y se aplica cuando se satisfaga la totalidad de la deuda no ingresada en período voluntario antes de la notificación de la providencia de apremio.·        Recargo de apremio reducido. Es del 10% y se aplica cuando se satisfaga la deuda no ingresada en período voluntario y el propio recargo antes de la finalización del plazo para estas deudas apremiadas.·        Recargo de apremio ordinario. Es del 20% y se aplica cuando no concurren las causas de los recargos anteriores.          Todos ellos son incompatibles entre si y se calculan sobre la parte de deuda no ingresada en plazo.         Por otra parte, el recargo de apremio ordinario es compatible con los intereses de demora. Sin embargo, el recargo ejecutivo y el recargo de apremio  reducido son incompatibles con los intereses de demora devengados desde el inicio del período ejecutivo.          Por tanto este abanico de compatibilidades e incompatibilidades existentes entre las prestaciones accesorias es de vital trascendencia para conocer el alcance que conlleva el incumplimiento de las obligaciones formales.